Un cambio de look pasa por acudir a un centro de peluquería y estética en Rosas (Madrid) para modificar el peinado y, en muchos casos, el color del pelo. Bien porque no te sientes cómoda con el último tono que elegiste o te gusta el anterior, pero simplemente quieres sorprender a tus allegados, cambiar el color del pelo siempre es una decisión difícil.

Y según los expertos en estética de Mixelen, hay dos factores que influyen en el color a elegir: el tono de piel y el color de los ojos. Por ejemplo, si eres una afortunada y tienes ojos verdes, debes saber que se considera que el color de pelo que más favorece es el castaño claro o el rubio ceniza, sobre todo si se suma la piel clara, con el objetivo de suavizar y dulcificar el rostro.

Para ojos azules, la recomendación general es el rubio oscuro con toques dorados, aunque también queda muy bien con un negro intenso. Si tienes los ojos marrones, el consejo es un tono de pelo castaño o chocolate, al que se le pueden incorporar unas mechas californianas, mientras que si tienes la suerte de tener los ojos negros, los más extraños del mundo y difíciles de ver, lo suyo es apostar por colores de pelo negros y marrones intensos.

En función del tono de piel, en el centro de peluquería y estética en Rosas (Madrid) también variamos nuestras recomendaciones. Para la piel clara, lo ideal son los rubios claros, los dorados, los castaños cobrizos o incluso los rojizos, mientras que para pieles oscuras, hay que optar por colores castaños, los caobas o berenjenas y por supuesto, los marrones muy oscuros y negros.