Uno de los problemas que afecta a muchos hombres es la caída del cabello. En algunos casos, esto se produce a edades muy tempranas. Son muchos los factores que pueden influir en ello. Y no todas las personas lo aceptan de igual modo. Pero hoy en día es posible volver a recuperar ese cabello perdido. La solución que empleamos en nuestro centro de peluquería y estética de Rosas (Madrid) es el injerto capilar.

Gracias a este método es posible volver a repoblar la cabeza con el cabello que hemos perdido. Para ello se trasplanta el pelo desde las zonas donde siempre se mantiene, como la nuca o los laterales de la cabeza, a aquellas zonas donde no hay pelo o donde hay muy poco.

Antes de hacer un trasplante se debe realizar un examen capilar para analizar la viabilidad del cabello y su adecuación al paciente, a su alopecia y a la extensión del área que debe cubrirse con el pelo.

Con una microcirugía se van extrayendo folículos de pelo mediante una mínima incisión en el cuero cabelludo. Después se insertan en la zona de tratamiento, que debe ser anestesiada previamente. Tras un periodo de adaptación, que puede durar de 2 a 5 meses, el pelo comenzará un crecimiento normal, manteniendo las características de la zona de la que se ha extraído.

Existen diferentes técnicas de injertos capilares, pero de ellas te hablaremos con detalle en una próxima entrada del blog.

Si estás perdiendo parte del cabello y quieres volver a recuperarlo te aconsejamos que pases por nuestro centro de peluquería y estética de Rosas (Madrid). Nos encargaremos de estudiar tu situación para comprobar la solución más adecuada.

Pero en Mixelen hemos conseguido muy buenos resultados gracias a los injertos capilares.